lunes, 1 de septiembre de 2014

Ducha vaginal, debo usarla? Es segura?

Contenido del artículo

 

La vagina está diseñada para mantenerse limpia con la ayuda de las secreciones naturales. Averigüe cómo ayudar a su vagina a mantenerse limpia y saludable y por qué no es necesario utilizar duchas vaginales.


Que es la ducha vaginal?

Vaginitis
Vaginosis bacteriana
Enfermedad Inflamatoria Pélvica
Infección por clamidia
Infección por virus papiloma
Herpes Genital
Las duchas vaginales consisten en el enjuague o limpieza de la vagina con agua u otras mezclas de fluidos. La mayoría de las duchas vaginales son mezclas pre-empacadas de agua y vinagre, bicarbonato de sodio o yodo. Usted puede adquirir este producto en las farmacias y tiendas de abarrotes. La mezcla generalmente vienen en una botella y se puede rociar en la vagina a través de un tubo o boquilla.
La vagina es un tubo muscular en el cuerpo de una mujer que va desde el cuello uterino (la abertura del útero) a la abertura de la vagina. Los órganos sexuales externos, que se llaman la vulva, rodean la abertura vaginal.


Por qué las mujeres usan duchas vaginales?

Las mujeres usan duchas vaginales porque creen erróneamente que les brindan muchos beneficios.
Las mujeres que usan duchas vaginales lo hacen para:
  • Limpiar la vagina.
  • Limpiar restos de sangre después de períodos menstruales.
  • Deshacerse de olores.
  • Evitar las infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • Prevenir el embarazo.


Qué tan común es la ducha vaginal?

Las duchas vaginales son comúnes entre las mujeres en los Estados Unidos. Se estima que del 20 al 40 por ciento de las mujeres estadounidenses de los 15 a 44 años de edad usan la ducha vaginal regularmente.
Alrededor de la mitad de estas mujeres usan la ducha vaginal cada semana. Tasas más altas de uso se ven en los adolescentes, mujeres afroamericanas e hispanas. 


La ducha vaginal es segura?

Para continuar leyendo este artículo haga clic en el siguiente vínculo hacia Geosalud.com: http://www.geosalud.com/ginecologia/ducha-vaginal.html

martes, 12 de agosto de 2014

Reduzca sus niveles de colesterol comiendo nueces

A principios de la década de los noventa un estudio poblacional  hizo el sorprendente hallazgo de que el consumo de una porción de nueces  más de una vez a la semana parece ofrecer protección contra ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares - y que cuanto más frecuentemente se consumieran mayor será la protección.
Otros estudios confirmaron consistentemente estos primeros resultados y se encontró que las nueces tienen un efecto positivo en la salud del corazón en los hombres, las mujeres, los ancianos y para aquellos con o sin hipertensión arterial.
Dado que  las nueces son un alimento alto en grasa (80% de calorías de las nueces provienen  de las grasas) fue un hallazgo intrigante y los científicos se propusieron  descubrir qué componentes de los frutos secos pueden ser responsables de estos efectos, y la forma en que ejercen sus efectos beneficiosos en el cuerpo.
Entre las nueces o frutos secos debemos incluir a las almendras, nuez de Brasil, avellanas, nuez de macadamia y el maní*.

LAS GRASAS BUENAS EN UNA NUEZ

La mayor parte de las grasas de los nueces (también llamados frutos secos)  son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas beneficiosas y bajas en grasas saturadas que elevan el colesterol.
Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, en particular, reducen  el LDL-colesterol (colesterol malo) y los niveles de lípidos en sangre. Se ha encontrado que las nueces  tienen una capacidad para reducir el colesterol mayor de lo esperado. 

LAS NUECES PRODUCTOS LLENOS DE  NUTRIENTES Y OTROS COMPONENTES BENEFICIOSOS

Aparte de  grasas beneficiosas, proteínas y fibra, cada tipo de nuez está repleta de su propia mezcla especial de vitaminas y minerales.
La mayoría de las nueces  contienen cantidades útiles de: 

martes, 5 de agosto de 2014

Fiebre hemorrágica del Ébola

Contenidos del artículo

Ébola

Fiebre hemorrágica del Ebola
Transmisión
Signos y síntomas
Diagnóstico
Factores de riesgo
Tratamiento
Prevención
La Fiebre hemorrágica del Ébola es una de las numerosas fiebres hemorrágicas virales. Se trata de una enfermedad grave, a menudo fatal, que afecta a los seres humanos y los primates no humanos (tales como monos, gorilas y chimpancés).
La Fiebre hemorrágica del Ébola es causada por la infección con un virus de la familia Filoviridae, género Ebolavirus. Cuando se produce la infección, los síntomas por lo general comienzan abruptamente. La primera especie del virus Ébola fue descubierto en 1976 en lo que hoy es la República Democrática del Congo, cerca del río Ébola. Desde entonces, los brotes han aparecido esporádicamente. 
Hay cinco subespecies identificadas de virus Ébola. Cuatro de los cinco han causado enfermedad en humanos: virus del Ébola (Zaire ebolavirus); Virus de Sudán (Sudan ebolavirus); Virus Taï Forestal (ebolavirus Taï Bosque, anteriormente Côte d'Ivoire ebolavirus); y el virus de Bundibugyo (Bundibugyo ebolavirus). El quinto, virus de Reston (Reston virus Ébola), ha provocado la enfermedad en primates no humanos, pero no en los seres humanos.
El reservorio natural de los ebolavirus sigue siendo desconocido. Sin embargo, sobre la base de la evidencia disponible y la naturaleza de los virus similares, para continuar leyendo este artículo visite el siguiente vínculo hacia Geosalud.com: http://www.geosalud.com/enfermedades_infecciosas/ebola_fiebre_hemorragica.html

martes, 15 de julio de 2014

Tratamiento del sobrepeso y la obesidad


Qué es la obesidad?
Diagnóstico
Riesgo del sobrepeso
Tratamiento
Prevención
Los tratamientos exitosos para bajar de peso consisten en fijarse metas y hacer cambios en el estilo de vida, como consumir menos calorías y hacer ejercicio con regularidad. Los tratamientos con medicinas y la cirugía para bajar de peso también son alternativas para algunas personas si los cambios en el estilo de vida no son suficientes.

Fijarse metas realistas

Fijarse metas realistas para adelgazar es un primer paso importante para bajar de peso y mantenerse en un peso adecuado.

Para adultos

  • Baje apenas entre el 5 por ciento y el 10 por ciento de su peso actual en el término de 6 meses. Así disminuirá el riesgo de padecer enfermedad de las arterias coronarias y otras enfermedades.
  • La mejor manera de bajar de peso es hacerlo lentamente. Bajar 1 o 2 libras por semana se puede lograr, no es peligroso y le ayudará a no volver a subir de peso. También le dará tiempo de hacer cambios saludables en su estilo de vida.
  • Si ha bajado el 10 por ciento de su peso corporal, se ha mantenido así durante 6 meses y todavía tiene sobrepeso o sigue siendo obeso, tal vez le convenga adelgazar más.

Para niños y adolescentes

  • Si su hijo tiene sobrepeso o corre el riesgo de tenerlo, el objetivo es mantener el peso que tiene actualmente y concentrarse en consumir una alimentación saludable y en hacer ejercicio. Esto debería formar parte de un esfuerzo de la familia por hacer cambios en el estilo de vida.
  • Si su niño tiene sobrepeso y tiene un problema de salud relacionado con el sobrepeso o la obesidad, el médico debe remitirlo a un centro de tratamiento para la obesidad infantil.

Cambios en el estilo de vida

Para tener éxito a largo plazo en cuanto a bajar de peso, es importante que usted y su familia hagan cambios en su estilo de vida:
  • Concéntrense en balancear la energía que ingieren (las calorías de los alimentos y bebidas) y la energía que gastan (la actividad física).
  • Consuman una alimentación saludable.
  • Averigüen cómo pueden adoptar hábitos más saludables en su estilo de vida.
Con el tiempo, estos cambios pasarán a formar parte de su vida diaria. 

Calorías

Para continuar leyendo este artículo de clic al siguiente vínculo hacia GeoSalud: http://geosalud.com/Nutricion/sobrepeso/tx.html

martes, 8 de julio de 2014

Tamizaje neonatal

Contenido del artículo

Poco después del nacimiento, los bebés que nacen en Europa, los Estados Unidos y algunos países de Latinoamerica se examinan buscando ciertas condiciones/enfermedades médicas. Esto se conoce como el cribado o tamizaje neonatal.

Importancia del tamizaje neonatal

Fiebre
Ictericia neonatal
Muerte subita
Embarazo y herpes genital
Salpullido del pañal (dermatitis)
Todos los bebés son examinados, aunque parezcan saludables, debido a que algunas condiciones médicas no se pueden diagnosticar con sólo mirar al bebé. Encontrar estas condiciones poco después del nacimiento puede ayudar a prevenir algunos problemas graves, como daño cerebral, daño de otros órganos, e incluso la muerte.

Por ejemplo, una prueba de la fenilcetonuria comprueba si el cuerpo del bebé puede procesar la fenilalanina. La fenilalanina se encuentra en la mayoría de los alimentos y puede acumularse en la sangre y en los tejidos de un bebé con fenilcetonuria, lo que resulta en daño cerebral. Esto se puede evitar si un bebé con fenilcetonuria se pone en una dieta especial de manera temprana. Los bebés también se estudian por hipotiroidismo, lo que significa que sus cuerpos no producen suficiente hormona tiroidea. Los bebés con hipotiroidismo pueden tomar medicamentos con la hormona para evitar problemas en el crecimiento y el daño cerebral que puede ocurrir si su hipotiroidismo no se trata.

A pesar de que algunas condiciones no pueden ser tratadas con la misma facilidad como la fenilcetonuria y el hipotiroidismo, todavía es útil diagnosticar las enfermedades tan pronto como sea posible. Por ejemplo, un bebé con la enfermedad de células falciformes está en riesgo de infecciones nocivas. Estos bebés pueden tomar una dosis diaria de penicilina, un antibiótico, para ayudar a prevenir las infecciones. Aunque la penicilina no cambiará el hecho de que el bebé tiene enfermedad de células falciformes, puede ayudar a prevenir problemas graves.

Los bebés que nacen en un hospital deben ser examinados antes de que dejen el hospital. Los padres deben encargarse de llevar a los bebés que no han nacido en un hospital o en los que no fueron examinados antes de abandonar el hospital a un hospital o clínica para ser revisado dentro los primeros días después de nacer. En algunos países a todos los bebés son examinados por segunda vez, unas dos semanas después del nacimiento.

Análisis de sangre

 Para continuar leyendo este artículo de clic al siguiente vínculo hacia GeoSalud: http://geosalud.com/pediatria-atencion-infantil/tamizaje_neonatal.html

martes, 1 de julio de 2014

Enfermedades de transmisión sexual: Gonorrea

Gonorrea

¿Qué es Gonorrea?

Clamidia
Tricomoniasis
Herpes genital
Uretritis
Tratamiento de las infecciones gonocócicas no complicadas
La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae. Estas bacterias pueden infectar el tracto genital, la boca y el recto.
En las mujeres, el primer lugar de infección es el cervix. Sin embargo, la enfermedad se puede diseminar al útero y las trompas de Falopio produciendo enfermedad inflamatoria pélvica. (EIP). La EIP afecta a más de 1 millón de mujeres en este país cada año, pudiendo causar esterilidad hasta en un 10 por ciento de las mujeres infectadas y embarazos ectópicos.

Transmisión de la gonorrea

La gonorrea se transmite durante la relación sexual. Las mujeres infectadas pueden infectar de gonorrea a sus bebés a la hora del parto y causarle infección en los ojos. Esta complicación es rara porque a los recién nacidos se les aplica un medicamento en los ojos para prevenir la infección. Cuándo la infección se presenta en el tracto genital, en la boca, o en el recto de un niño, comúnmente es debido a abuso sexual.

Sintomas de la gonorrea

Los primeros síntomas de gonorrea generalmente son leves. Usualmente, los síntomas aparecen dentro de dos a 10 días después de tener contacto sexual con una pareja infectada. Un pequeño número de personas pueden estar infectadas por meses sin mostrar síntomas. 
Cuándo las mujeres tienen síntomas, los primeros son: 

lunes, 23 de junio de 2014

Trastorno de pánico (panic attack)


Ansiedad
Trastorno Obsesivo Compulsivo
Trastorno de Estrés Postraumático
Fobia Social
Tratamiento del trastorno de estrés postraumático
El trastorno de pánico es una enfermedad que se caracteriza por ataques repentinos de terror, usualmente acompañados por latidos fuertes del corazón, transpiración, debilidad, mareos, o desfallecimiento.

SÍNTOMAS

Durante estos ataques, las personas con trastorno de pánico pueden acalorarse o sentir frío, sentir un hormigueo en las manos o sentirlas adormecidas; y experimentar náuseas, dolor en el pecho, o sensaciones asfixiantes. Los ataques de pánico usualmente producen una sensación de irrealidad, miedo a una fatalidad inminente, o miedo de perder el control.
El miedo a los inexplicables síntomas físicos de uno mismo, es también un síntoma del trastorno de pánico. A veces, las personas que sufren ataques de pánico creen que están sufriendo un ataque cardiaco, que están enloqueciendo, o que están al borde de la muerte. No pueden predecir cuándo o dónde ocurrirá un ataque, y entre los episodios, muchas personas se preocupan intensamente y se aterrorizan de pensar en el próximo ataque.
Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento, incluso al dormir. Usualmente, un ataque alcanza su máxima intensidad durante los primeros diez minutos, pero algunos síntomas pueden durar mucho más tiempo.
El trastorno de pánico afecta a aproximadamente 6 millones de adultos estadounidenses1 y es dos veces más común en mujeres que en hombres.2 Los ataques de pánico usualmente comienzan a finales de la adolescencia o al comienzo de la edad adulta,2 pero no todos los que padecen de ataques de pánico desarrollarán el trastorno de pánico. Muchas personas sólo tienen un ataque y nunca vuelven a tener otro. La tendencia a desarrollar ataques de pánico parece ser hereditaria.3
Las personas que presentan ataques de pánico repetidos y en su máxima expresión, pueden llegar a quedar muy discapacitadas por esta enfermedad, y deben buscar tratamiento antes de que comiencen a evitar lugares o situaciones en las cuales han padecido ataques de pánico. Por ejemplo, si un ataque de pánico ocurrió en un ascensor, alguien que sufre de trastorno de pánico puede desarrollar miedo a los ascensores, lo cual puede afectar sus decisiones laborales o de vivienda y limitar los lugares dónde dicha persona puede buscar asistencia médica o diversión.
Las vidas de algunas personas se restringen tanto que terminan evitando actividades normales, tales como ir de compras o conducir un automóvil. Aproximadamente un tercio de estas personas se limitan a vivir en sus casas o sólo pueden enfrentar una situación temida si están acompañadas por su cónyuge o una persona de confianza.2 Cuando la enfermedad llega hasta este punto, se llama agorafobia o miedo a los espacios abiertos. 

TRATAMIENTO

Para continuar leyendo este artículo de clic en el siguiente vínculo hacia GeoSalud: http://geosalud.com/Salud_Mental/ansiedad.2.htm